Trailer Retro: Blade (1998)

En 1996, Marvel, acosada por problemas financieros, tuvo que declararse en banca rota. Como forma de sanear sus finanzas, se desprendió de los derechos de muchas de sus personajes. Las 3 ventas que cambiarían la historia del cine moderno de superhéroes se dieron de la siguiente forma: X-Men fueron a Fox, Spider-Man a Sony y New Line se quedó con Blade. En un lapso de 4 años, los 3 estudios estrenarían sus respectivas cintas y, con ellas, darían lugar a un renacer del género.

La primera en ver la luz del día fue Blade. Estrenada en 1998, se trató de un film revolucionario, atemporal y, a la vez, un producto de su época, una de esas producciones que reflejan a la perfección el tiempo en que fueron concebidas. El personaje es uno de los tantos antihéroes del mundo Marvel, esos personajes atormentados que hacen actos heroicos pero que transitan un camino tortuoso mientras se manejan en la marginalidad. Para quienes leíamos cómics desde siempre, esa estructura no es nueva. Pero para el género dentro del cine era algo completamente nuevo. La última gran producción de un estudio hasta ese momento resultó ser la abominación llamada Batman & Robin, por lo que la percepción del público en general sobre el género estaba muy desgastada.

La música techno/electrónica, las coreografías de peleas con una clara influencia del cine asiático, los trajes de cuero y los anteojos de sol… Les recuerdan a algo? Si bien Matrix es el film más famoso por profesar esa estética, fue Blade quien llegó primero. Con un presupuesto de 40 millones de dólares, no sólo obtuvo una recaudación en cines de 130 millones de dólares, sino que además le entregó una carrera y credibilidad como guionista a David S. Goyer (uno de los responsables de la trilogía de Batman de Nolan), dio lugar a una trilogía de películas que le permitió a Guillermo Del Toro llegar al público masivo estadounidense y, por sobre todas las cosas, le demostró a los grandes estudios de Hollywood que los films de superhéroes son rentables si el material es abordado con seriedad y respeto.

Seguinos en Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*