TOP 5: Momentos que nos hicieron perder la fe en los comics

En la última semana el mundo del comic recibió distintas noticias desconcertantes. Primero fue DC, que gracias a su nuevo reboot titulado Rebirth nos dio joyas tales como que el Dr. Manhattan de Watchmen controla el multiverso (y, en consecuencia, que Watchmen será integrada a la continuidad oficial del Universo DC), que el Joker era en realidad tres personas y que ni Batman ni Harley Quinn jamás se habían percatado, y que Wonder Woman tenia un hermano llamado Jason que era un “hombre amazona”. Pero por si eso fuera poco, Marvel dicidió simultáneamente revelar que el Capitán América fue durante décadas un doble agente de Hydra, la organzación terrorista más grande del universo Marvel.

Si bien es comprensible el enojo de los fans, quienes llevamos algunas décadas en este mundillo sabemos que estas cosas pasan y eventualmente se resuelven sin mayores dramas. Por eso quisimos presentar esta recopilación (¡para nada exhaustiva!) de  cinco momentos de la historia de los comics que nos hicieron perder la fe en sus creadores:

5) Wonder Woman pierde sus poderes y uniforme para hacerla más “relevante”

Wonder Woman '68
En la década de 1960 Marvel se convirtió en una editorial prominente gracias a sus personajes más anclados en la realidad, muchos de ellos con problemas de gente común. Hacer superhéroes más humanos y accesibles le dio enormes réditos a la “Casa de las Ideas”, y DC decidió imitarlos. Hacia 1968, Wonder Woman sufría en las ventas, por lo que el equipo editorial de DC decidió remozarla. Las Amazonas abandonaron el Universo DC hacia otra dimensión, y Diana perdió sus poderes y uniforme. En vez de su clásico traje, pasó primero a usar ropa “civil”, para luego pasar a atuendos de color blanco. En vez de combatir supervillanos y amenazas mitológicas Diana se convrtió en una superespía: en la década de 1960, el punto más álgido de la Guerra Fría, el espionaje dominaba el cine, la televisión y hasta la literatura popular.  (siendo la era dorada de James Bond, los Vengadores, El Agente de CIPOL, entre otras series).

I-Ching

Para compensar la falta de superpoderes, Diana recibió entrenamiento en karate de un maestro llamado I-Ching. Sí, eso tiene mil problemas: es un estereotipo racista (relegando a un personaje asiático a mero mentor de la protagonista blanca), ignorante (I-Ching no es un nombre, y es particularmente extraño que un maestro de nombre chino enseñe un arte marcial de origen japonés) y retrógrada. Pero DC realmente creía que con esta Wonder Woman más “accesible” podía llegar a una nueva generación de lectores y lectoras, y hasta recuperar el lugar de ícono feminista para el personaje.

WonderWoman_191_00

 

Bueno, el efecto fue totalmente el contrario. Notoriamente, Gloria Steinem, autora feminista, denunció al cambio como un “desempoderamiento” de la principal superheroína del mundo del comic (de hecho, uno de los tres únicos superhérores en no haber dejado de publicarse cuando los superhéroes pasaron de moda brevemente en la década de 1950). En 1973, después de 5 años como superespía karateka, Wonder Woman volvió a su uniforme original y sus poderes clásicos, sin ninguna explicación. De hecho, dejó inconclusa una trama en la que el villano era un comerciante explotador. A nadie le importó, claramente.

 

 

4) El Capitán América es un Hombre Lobo

Antes de ser un doble agente para Hydra, el Capi fue un Hombre Lobo. No, de verdad. Vean:

Capwolf-1-1050x566

A decir verdad, si hubiera sido 20 años antes ni lo hubiera mencionado. En uno de los primeros números de Avengers, por ejemplo, Hulk se esconde de sus compañeros de equipo viajando con un circo disfrazado de payaso. Pero bueno, hay cosas que podían ser aceptables en una era más inocente como los 60s. En los 80s, en cambio, sólo podemos imaginar que los autores del comic que convirtió al capi en un hombre lobo estaban experimentando con drogas duras. Es más, lo que le provoca la mutación a Steve Rogers es un “suero mutagénico”. O sea, DROGAS.

Si bien su apariencia se tornó bestial, el Capi siguió siendo el que todos conocemos. Después de unos números en los que combatió, entre otros, a Wolverine, el Capitán Rogers recuperó su humanidad.

capwolf7

3) Superman Rojo y Azul

superman-red-blue

1097005

La década de 1990 probablemente pasará a la historia como “la edad del pavo” de los comics. Nuevos números 1 para series históricas (o, como hizo DC con Zero Hour, números 0 ¡para TODAS sus series!), tapas coleccionables brillantes u holográficas, y eventos diseñados para shockear como la Muerte de Superman, la caída de Batman en Knightfall y la transformación de Hal Jordan en el villano Parallax… pero un momento particularmente idiota de la década fue la resurrección de una idea surgida en una “historia imaginaria” (o sea, no-canónica) de Superman en 1963: Superman se separa en dos seres de energía, uno rojo y uno azul.

La trama es más o menos así: Superman perdió sus poderes tradicionales, se convirtió en un ser de energía, tuvo que ponerse un traje de contención azul para evitar que su energía se disperse, y eventualmente se separó en dos seres diferentes, uno azul y uno rojo, representando dos facetas de su psiquis (el azul era su racionalidad, el rojo sus emociones). A raíz de que ambos personajes seguían enamorados de Lois LAne, esta los echó de la casa hasta que encontraran una manera de volver a unirse… lo que sucedió poco después sin demasiadas explicaciones.

2) Batman, aliado del asesino de sus padres.year208

En la década de 1980 Frank Miller le dio al mundo algunas de las mejores historias de Batman, incluyendo Batman: Año Uno, su versión del origen de Batman. Un par de años después, DC Comics publicó Batman: Año Dos, otra historia con un Batman aún principiante, en la que se encuentra con The Reaper, un vigilante que no tiene problemas en matar a los delincuentes de Gotham. Batman se enfrenta con este personaje y es derrotado… porque su enemigo usa una armadura de cuero. Por algún motivo, el mismo Batman que después se enfrentaría con amenazas cósmicas del calibre de Darkseid o Mongul no podía hacer frente a un tipo armado con tecnología de la Edad de Bronce.

¿Y qué hace Batman para superar a este villano? Decide romper su regla de no usar armas de fuego, toma EL ARMA QUE MATÓ A SUS PADRES, forja una alianza con el mundo criminal de Gotham y toma como compañero a Joe Chill, EL CRIMINAL QUE MATÓ A SUS PADRES EN FRENTE SUYO CUANDO TENÍA 10 AÑOS.

batmanyeartwo

Nada de esto es mentira. Batman, un superhéroe definido por su sed de justicia y por su aversión a matar y a usar armas de fuego, une sus fuerzas con el asesino de sus padres y empuña el arma usada en ese crimen… sólo porque otro vigilante USABA ARMADURA DE CUERO. No había otra manera de superar UNA ARMADURA DE CUERO que no implicara violar todo lo que es sagrado para Batman, obviamente.

En fin. Pocos años después de esta historia, DC Comics publicó Zero Hour, un crossover dedicado a reordenar sus líneas temporales. Después de ese “reboot blando”, Batman pasó a ser una leyenda urbana, y el asesino de los padres de Bruce Wayne pasó a ser una persona de identidad desconocida, sacando a Joe Chill de la continuidad, y con él esta historia, de la que jamás se volvió a hablar.

year206

1) La Saga de los Clones de Spider Man

A1ZKumWRGdLProbablemente una de las tramas más estúpidas y malogradas de la historia de los comics de superhéroes, la Saga de los Clones fue un ćancer para Spider Man durante la década de 1990. En pocas palabras: en una historia publicada en la década de 1970 Peter Parker había sido clonado. El clon aparentemente había muerto al final de la historia… hasta que los creativos de Marvel decidieron que no, que estaba vivo, y que había asumido el nombre de Ben Reilley (el primer nombre de su tío Ben, y el apellido de soltera de la tía May).

Durante un tiempo, Ben Reilly reemplazó en las páginas de Spider Man a Peter Parker. A su favor, contaba con una personalidad más parecida a la de los primeros años de Spider Man y… el uniforme más 90s que uno pudiera imaginar. Pero el pobre Ben fue víctima de su propio éxito. Como las ventas de los comics fueron buenas, los ejecutivos de Marvel decidieron alargar, y alargar, y alargar la historia… que finalmente duró más de dos años. Teniendo en cuenta que en esa época había cuatro series de Spider Man publicándose
cada mes, la saga completa estuvo compuesta por cerca de 100
revistas individuales.

Después de miles de páginas, Marvel decidió matar a Ben Reilley, y revelar que todo había sido un plan nefasto de Norman Osborn, el duende verde, que estaba vivo (había “muerto” en la década de 1970). Al final Peter Parker volvió a ser Spidey, y recuperó a su némesis original. Toda una señal para aquellos fans ofendidos con la reciente revelación sobre el Capitán América, ¿no?

Web-of-Spider-Man-122-cover

Seguinos en Twitter

3 Trackbacks & Pingbacks

  1. Era Nuestro Planeta, Programa 1! – ¡Era Nuestro Planeta!
  2. TOP 5: Curiosidades sobre Harley Quinn – ¡Era Nuestro Planeta!
  3. Reseña: Suicide Squad (2016) – ¡Era Nuestro Planeta!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*