The Flash: Flashpoint (s03e01)

El debut de la 3ra temporada de The Flash debería venir con una advertencia antes de empezar: “Por favor, absténgase de parpadear durante la transmisión de este episodio ya que puede llegar a perderse nuestra versión de Flashpoint“. Meses de anticipación y especulaciones en torno a cómo sería la adaptación de la mencionada saga, y ahora, con el estreno concretado, podemos decir que fue… breve. La pregunta sería: eso es bueno o malo?

Antes de responderla, hagamos un poco de historia. En el final de la 2da temporada, Barry se despide de Iris y su “realidad” en busca de su infancia perdida y su familia robada. Para ello, en un acto de sumo egoísmo, vuelve al pasado para evitar que Eobard Thawne asesine a su madre.

La temporada arranca 3 meses después, con Barry feliz por la nueva vida que lleva, tratando de dejar atrás sus días de superhéroe. En un principio esto resulta bastante sencillo porque Central City tiene a Wally West como Kid Flash. La decisión de que Wally sea Kid Flash en esta realidad alternativa es genial ya que permite mostrar a otro velocista sin el compromiso de tener que sumarlo al Team Flash de la línea de tiempo principal (ojo, aWally fue afectado por el acelerador de partículas y podría tener speedforce así que, potencialmente, podríamos verlo allí también). Mucho se habló también de su traje. En lo personal no me disgusta, visto en acción es correcto pero el exceso de amarillo en el torso hace que, en los planos cortos, se parezca demasiado al de Reverse Flash (capaz podrían haber ido por el lado inverso? Torso rojo y pantalones amarillos?).

Libre de las responsabilidades de ser el salvador de Central City, Barry disfruta de la relación con sus padres con quienes lleva una vida que emula los cuadros de Norman Rockwell. Su única “preocupación” es volver a conquistar a Iris. Esto no resulta tan complicado ya que ella acepta rápidamente salir con él, decisión que celebro. Hasta este punto, durante toda la serie, la tensión entre ellos pareció forzada: Iris estaba ahí para ser vista desde lejos y tener la cuota de romance obligatoria de los shows de CW. En este episodio, sin embargo, esto no sucede. Ambos se muestran más abiertos y Iris reconoce más rápido lo que siente por Barry. El romance que empezó a florecer en el final de la temporada pasada permanece intacto dentro de Iris. Su importancia es tal que, en el peor momento de la batalla final del capítulo, se revela que Iris es la constante que mantiene atado a Barry a la realidad.

Los problemas de esta nueva realidad pronto alcanza a nuestro héroe: Joe es un alcohólico que está distanciado de sus hijos, aparece un velocista nuevo que es demasiado para Kid Flash y, para peor, Barry comienza a perder los recuerdos de su línea temporal.

bttfii-diagramEl primer impulso de Barry para enfrentar sus problemas es re-fundar el Team Flash. Para ello se revela como “Flash” ante Iris y Wally y propone pedir la ayuda de Cisco y Caitlin. El primero lleva una vida de millonario exitoso al mando de Ramon Industries y la segunda es una oftalmóloga. Más allá de que Cisco tiene más tiempo en pantalla, la verdad es que ante la cantidad de trama que desarrolla el capítulo, ambos personajes quedan bastante relegados. Lo que más rescato de toda la secuencia en que Barry se revela como Flash es el tono. Éste podría ser serio y solemne (cosa nada ajena al Universo DC) pero en cambio los realizadores juegan con el absurdo y la farsa, y no tienen vergüenza en olvidarse del verosímil por un instante e ir directo al grano. Mención aparte merece el gráfico que dibuja Barry sobre la alteración de la línea temporal: una referencia calcada al del Doc Brown en Volver al Futuro II.

Los conflictos centrales del episodio son 2: uno físico y otro psicológico. El primero obliga a Barry y a Wally a derrotar al nuevo velocista: The Rival. Desde el vamos, el enemigo se revela ante los héroes, mostrándose a cara limpia y presentándose como Edward Clariss ( Reverse Flash de la era de Jay Garrick en los cómics). La astucia de
mostrarlo sin máscara funciona como promesa hacia la audiencia (que esperemos que cumplan) al sugerir que esta temporada será diferente y que ésta no girará en torno a la identidad de un velocista malvado. Mientras tanto tenemos la certeza de que en esta realidad The Rival termina liquidado: tras herir de muerte a Wally, Barry logra derrotar al villano pero Joe (en apariencia sobrio y recuperado) es quien le da el tiro de gracia cuando The Rival se aprestaba a sorprender a Flash por la espalda.

rivalflash

Pero resulta ser el conflicto psicológico que aqueja a Barry durante todo el capítulo lo que golpea al héroe con más
fuerza: al ver a Wally luchar por su vida reflexiona, “Todos están pagando por mi felicidad“. Para peor, el tiempo busca corregir las anomalías producidas por el Flashpoint por lo que Flash
pierde todos sus recuerdos a gran velociddad. El único que ve las cosas como son es Eobard Thawne/Reverse Flash. Él está encerrado en un prisión que le impide utilizar su velocidad pero no sólo resulta ser la voz de la razón sino que, irónicamente, el método de encarcelamiento lo previene del mal que sufre Barry (al no usar su velocidad, sus recuerdos permanecen intactos. Por cierto, no debo ser el único que pensó en el Silencio de los Inocentes (Silence of the Lambs) cuando vio la jaula en donde estaba Thawne, no?the-flash-season-3-flashpoint-image-14-600x401

En concreto, ese sacrificio, esa decisión emocional que sí o sí debe ejecutar Barry en un buen capítulo de Flash está presente aquí cuando decide liberar a Reverse Flash y aceptar que éste sí o sí debe matar a Nora Allen para salvar a Wally y sus propios recuerdos. Dicho y hecho, tras despedirse de Iris, Barry es transportado por Thawne a la fatídica noche en que éste asesino a su madre para corregir la línea temporal. Algo hay que decir de esa famosa noche, a estas alturas la recreación de ese evento empieza a competir con el de la muerte de los Wayne en la cantidad de veces que vimos la escena en pantalla xD

Al regresar a su línea temporal, Reverse Flash le advierte que ésta quizás no esté tal cual la dejó. Esto queda sugerido al confirmar vía Wally que Joe y Iris están peleados.

Algunos, tal vez, quedarán insatisfechos al ver tan poco de esta línea de tiempo alternativa creada por Barry y la facilidad con la que éste regreso a su línea original. En mi opinión, es todo lo contrario, este episodio sentó las bases de lo que está por venir, fue una presentación muy sólida del estado emocional de nuestro protagonista, manteniendo el balance justo entre acción y golpes emocionales. Lo que se viene en los próximos episodios será lidiar con las paradojas temporales que creó Barry y tratar de solucionar los conflictos creados dentro de su círculo íntimo a la vez que, espero, empecemos a ver los primeros indicios del villano principal de esta nueva temporada. Como comienzo de temporada es un capítulo que excede las expectativas y que me deja entusiasmado y con ganas de acompañar a Barry a lo largo de su carrera por los próximos 21 episodios.

Calificación:

 

Seguinos en Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*