¿Por qué la Batalla de los Bastardos es el episodio más emocionante de Game of Thrones?

Jon Snow se enfrenta a una carga de caballería

(Por si alguien no se dió cuenta sólo con leer el título, esta publicación contiene SPOILERS para el último episodio de Game of Thrones)

Siguiendo la tradición de la serie, el noveno episodio de la sexta temporada de Game of Thrones no defraudó. Sabemos que pase lo que pase, el capítulo antes del final de la temporada va a ser épico, como la Batalla de Aguas Negras. O van a morir Starks, como en la Boda Roja. O ambas cosas, como pasó anoche.

Si mi Facebook sirve de medida, este episodio fue especial para muchos espectadores. Pocas veces vi tanta gente festejando el desenlace. Incluso fue más festejado que la muerte de Joffrey, si tal cosa es posible. Pero ¿cómo puede este episodio ser más festejado que la muerte de un personaje tan detestado que el actor que lo interpretaba abandonó la actuación por las asociaciones que despertaba en los espectadores?

Seguramente para algunos se tratará del contexto del episodio: es más interesante una batalla que un asesinato. Y sí, tal vez la batalla es más entretenida o impactante, por lo menos a nivel visual. Pero no creo que esa sea la principal razón.

Mi teoría: la muerte de Ramsay fue más festejada que la de Joffrey porque surge de decisiones de los protagonistas.

Joffrey fue asesinado durante su propio casamiento por una conspiración algo nebulosa (que pronto fue revelada como obra de Olenna Tyrell actuando en conjunto con Petyr “Littlefinger” Baelish). Es una sorpresa: en ningún momento esperamos que Joffrey caiga muerto. Es un desarrollo de la trama que aparece de la nada misma.  Impacta sobre nuestros protagonistas de manera diversa (Sansa sale beneficiada, Tyrion perjudicado), pero no es algo que surja de sus acciones. Ellos están tan sorprendidos como nosotros.

Y contra lo que piensan algunos espectadores que viven esperando una trama que los asombre a cada momento, la sorpresa no es uno de los recursos más efectivos para construir una narración. Alfred Hitchcock, en su famosa entrevista con Francois Truffaut, lo explica utilizando el ejemplo de una bomba debajo de una mesa a la que están sentados los protagonistas. Si la bomba explota sin advertencia, el público está asombrado por quince segundos. Pero si los espectadores saben que debajo de la mesa hay una bomba, el director puede darles quince minutos de suspenso, porque toda la escena que transcurre alrededor de esa mesa estará cargada de tensión e incertidumbre por la inminente explosión.

Wun Wun en la Batalla de los BastardosPor eso funciona tan bien la Batalla de los Bastardos: hace prácticamente una temporada que esperamos esta batalla. Sansa y Jon Snow llevan varios episodios preparándose y juntando fuerzas de entre los Salvajes y las casas nobles del Norte (y, obviamente, vienen juntando motivos para vengarse desde el principio de la serie). El episodio está casi completamente dedicado a la batalla por Winterfell… y la derrota es una posibilidad totalmente cierta, manteniendo nuestra incertidmbre (sobre todo en una serie que no tiene miedo de matar a sus protagonistas!). Cuando Ramsay finalmente es ejecutado por Sansa, festejamos porque se lo ganó. No es el destino intercediendo por Sansa y Jon, sino que es un grado de justicia alcanzado con esfuerzo y sangre.

En esencia, la Batalla de los Bastardos es un acto de catarsis. ¿Y qué es la catarsis? Para Aristóteles (¡a quien ya mencionamos en una de nuestras notas de GOT!) es uno de los componentes esenciales del drama: la “purga” o “purificación” de las emociones de los espectadores. Al vivir las emociones a través de los personajes de una obra (en este caso, una serie de TV), nos permitimos sentir sus emociones, y de esa manera comprender las nuestras. ¿Y quién de nosotros no se ha sentido víctima de alguna injusticia, y gozado por su reparación?

La Batalla de los Bastardos y la muerte de Ramsay funcionan porque reflejan algo que queremos sentir en la vida: la posibilidad de triunfar frente a las injusticias de la vida, aún cuando parece que todo está en nuestra contra. Que todo el sufrimiento anterior tuvo algún sentido, y no fue una tortura vacía.

Y ver a Jon Snow reventándole la cara a golpes a Ramsay con sus propias manos ayudó bastante, obvio.

Seguinos en Twitter

3 Trackbacks & Pingbacks

  1. Game of Thrones: ¿Está Sansa embarazada de Ramsay? – ¡Era Nuestro Planeta!
  2. Cosas que espero ver en el final de temporada de Game of Thrones – ¡Era Nuestro Planeta!
  3. Game of Thrones: Sophie Turner revela la verdad sobre el embarazo de Sansa Stark – ¡Era Nuestro Planeta!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*