Grandes en Cortos: Un Viaje a la Luna (1902), de George Méliès

Muchos de los cortometrajes de esta sección suelen ser el inicio de las carreras de sus realizadores. Un Viaje a La Luna es mucho más que eso: es el inicio del cine como lo conocemos.

Las imágenes fotográficas en movimiento se originaron a fines de siglo XIX, primero con el kinetoscopio de Edison en EEUU, luego con el cinematógrafo de los Lumiere en Francia. Pero la mayoría de las obras de ese tiempo fueron algo más parecido a lo que hoy llamamos documentales: pequeños registros de la vida diaria. Ver esas imágenes “vivas” bastaba para asombrar al público de esa época.

Hacia principios del siglo XX, el artista francés George Méliès tuvo una idea revolucionaria: usar las imágenes en movimiento para contar historias de ficción. Así nació, de verdad, el cine.

Probablemente la más conocida de las obras de Méliès sea Un Viaje a la Luna, una adaptación MUY laxa de “De la Tierra a la Luna”, de Julio Verne. Vista hoy, es fascinante cuan primitivo era el arte cinematográfico del momento. La cámara está absolutamente estática, cada toma dura varios minutos y la acción se desarrolla dentro del cuadro como si se tratara de una obra de teatro sin diálogo. No existen los primeros planos, los detalles. No existe el montaje propiamente dicho: las escenas se suceden por relación causal, pero no hay un juego de yuxtaposición de imágenes.

Sin embargo, en otros sentidos la cinta es totalmente innovadora: hay primitivos efectos especiales (humo, explosiones, superposiciones, animación y cortes que permiten hacer aparecer o desaparecer elementos de la imagen), los decorados son realmente bien logrados, y el vestuario tardaría décadas en ser superado. Por otra parte, la total ausencia de diálogo o intertítulos hace que toda la narración sea 100% visual. Todo está transmitido a través de la imagen.

Un Viaje a la Luna es una postal del cine cuando aún no terminaba de nacer: aparecía la idea de una forma artística autónoma, pero todavía no tenía los elementos que lo diferenciarían de otros medios.

Más Grandes en Cortos:

DoodleBug, de Christopher Nolan

Geometría, de Guillermo del Toro

BedHead, de Robert Rodríguez

Amblin, de Steven Spielberg

Destino, de Salvador Dalí y Walt Disney

Vincent, de Tim Burton

 

Seguinos en Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*