Grandes en Cortos: BedHead (1991), de Robert Rodriguez

Robert Rodriguez siempre fue un tipo frugal. Fue uno de los primeros cineastas en abrazar la filmación en video digital, suele ocupar múltiples roles en sus producciones (en general, escribe, dirige, produce y hasta es su propio camarógrafo), y trabaja desde Austin con presupuestos muy inferiores a los de sus pares de Hollywood. Su primer largometraje, El Mariachi, fue realizado por apenas 7000 dólares, que Rodríguez recaudó ¡alquilando su cuerpo para experimentación científica!

Antes de hacer El Mariachi, Rodríguez aprendió a hacer cine de bajo presupuesto realizando cortos, en muchos casos usando a su familia como equipo y actores. BedHead, de 1991, es el útlimo corto del director texano antes de filmar su primer largo. Todos los papeles son interpretados por sus hermanos menores. La cámara con la que filmó la película no sincronizaba sonido, por lo que toda la narración está grabada en post – no se realizó captura de sonido directo. Todos detalles que ayudan a la economía de la producción.

En BedHead el estilo característico de Robert Rodríguez comienza a asomar: la mayoría de sus películas tienen elementos fuertemente caricaturescos. Puede ser una caricatura oscura como Planet Terror o una más jovial como Machete… pero jamás nadie lo acusará de ser excesivamente serio. Y BedHead es poco menos que una caricatura filmada. Aún siendo una premisa que podría explotarse para el terror (una niña con deseos de venganza y poderes telekinéticos), Rodríguez la convierte en algo más cercano a un corto de los Looney Tunes que a Carrie.

Más Grandes en Cortos:

DoodleBug, de Christopher Nolan

Geometría, de Guillermo del Toro

Seguinos en Twitter

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Grandes en Cortos: Destino (1946/2003) de Salvador Dalí y Walt Disney – ¡Era Nuestro Planeta!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*