¿Cómo funciona Rotten Tomatoes?

Ayer se publicaron las primeras críticas (mayormente negativas) de Suicide Squad… y los fans de DC Comics se alzaron en armas en Internet. Tal como había pasado cuando los críticos defenestraron Batman v Superman: El Origen de la Justicia en marzo pasado, o más recientemente cuando el reboot de Cazafantasmas tuvo buena recepción de parte de los críticos, muchos fans comenzaron a escupir ridículas teorías conspirativas sobre los críticos. Uno de los sitios que recibió la peor parte de la ira fue Rotten Tomatoes, el histórico agregador de críticas, con múltiples acusaciones de favoritismo e incluso de recibir sobornos de Disney… llegando al extremo ridículo de crear una petición en Change.org pidiendo el cierre del sitio.

Más allá de que todo esto esto es ridículo en varios niveles, supongo que tiene más peso la ignorancia que la malicia. Muchos de quienes atacan a Rotten Tomatoes no entienden realmente cómo funciona. Por ejemplo, me ha tocado leer cosas como “Es increíble que según Rotten Tomatoes la nueva Cazafantasmas sea mejor que el 73% de las películas de la historia” (nadie jamás dijo algo así) o “Los críticos de Rotten Tomatoes están todos comprados” (cuando los puntajes de RT se elaboran con críticas publicadas en otros medios). Por eso, me parece que sería una buena idea revisar cómo funciona el popular sitio de cine.

tomatometer

1) ¿De dónde salen los puntajes de Rotten Tomatoes?

Rotten Tomatoes no asigna puntajes a las películas: lo que hace RT es tratar de encontrar el consenso entre los críticos más relevantes del mundo. Para eso recopila críticas de distintos medios: gráficos (diarios y revistas), radio, TV, y online (contando reseñas escritas, Youtubers, podcasters, etc). Cada reseña recibe un puntaje binario: o es positiva (“fresh”) o negativa (“rottten”). No hay punto medio, aún cuando la reseña haya sido ambivalente o mediocre. Da lo mismo una reseña que dice que una película es medio aburrida que una que dice que ofende a la humanidad, de la misma manera que una reseña moderadamente positiva vale lo mismo que una de una obra maestra. Esto diferencia a Rotten Tomatoes de otros agregadores como Metacritic o el sitio argentino Todas Las Críticas, que promedian puntajes.

Una vez que las reseñas están reducidas a esas dos posibilidades, Rotten Tomatoes calcula qué porcentaje de ellas son positivas. Por ejemplo, una película con 50 críticas de las cuales 36 son “fresh” y 14 son “rotten” tendrá un Tomatometer de 72%

2) Un mejor puntaje ¿significa que una película es mejor que otra de puntaje menor?

NO. Por un lado, porque el cine es subjetivo: es imposible determinar objetivamente qué película es mejor. Pero ni siquiera es eso lo que Rotten Tomatoes busca. Como dijimos más arriba, el porcentaje no es un puntaje: es qué porcentaje de críticos consideran que una película es “buena” o mejor. Un Tomatometer de 100% no quiere decir que estamos ante una obra maesta: puede ser sencillamente una película decente pero no revolucionaria que no molestó demasiado a nadie. Por el contrario, una película puede ser enormemente divisiva y polémica, tener un Tomatometer bajo, y sin embargo mantener relevancia cultural durante décadas precisamente por ese mismo debate.

3) ¿Qué significa que una película sea “Certified Fresh”?

Para alcanzar ese “sello de calidad”, una película debe tener como mínimo un 75% de puntajes “fresh”. Debe también contar con al menos 80 críticas en total si es un estreno masivo o 40 si es uno limitado, y en ambos casos al menos 5 de ellas deben ser de “top critics”, o sea críticos que trabajan en los medios de mayor circulación. Y la aclamación debe persistir en el tiempo: si la película cae por debajo de 70%, pierde su sello de “Certified Fresh”

4) ¿Cualquiera con un blog de cine puede influir a Rotten Tomatoes?

No. RT sólo recopila reseñas de medios de alcance nacional en EEUU. Para medios online, exige que los sitios tengan al menos medio millón de visitantes únicos por mes, y una longitud promedio de sus reseñas de 300 palabras. Más allá de los requisitos del sitio, los críticos deben tener personalmente no menos de 100 reseñas escritas a lo largo de al menos dos años calendario en un solo sitio que cumpla con el requisito de tráfico que dijimos antes.

Para críticos en video, RT exige que publiquen sus reseñas en un sitio propio (no pueden tener sólo un canal de Youtube), publicar transcripciones de todas sus reseñas, y tener un mínimo de 20.000 suscriptores en su canal.

5) ¿Es posible sobornar a Rotten Tomatoes?

Por todo lo que expuse más arriba… es poco probable. Sería necesario sobornar a cada crítico individualmente, lo que no sólo es carísimo, implica un plan con tantos puntos de falla potenciales como críticos haya involucrados. ¿Qué pasa si un crítico se niega a participar y denuncia al estudio que buscaba sobornarlo? Por otra parte, los críticos no son tan influyentes en el mercado: si lo fueran, Transformers no llevaría recaudados tantos miles de millones de dólares. Aún sin tener en cuenta los riesgos, parecería que invertir en publicidad es una mejor inversión que comprar reseñas.

6) ¿Por qué las películas de Warner Bros. siempre tienen tan malos puntajes en Rotten Tomatoes?

¡No siempre es así! American Sniper, Inception, Matrix o Interestelar son todas películas de Warner Bros que tuvieron excelentes críticas y rankean bien en el Tomatometer. Aún restringiéndonos al género superheroico, hay films de DC comics con buenos puntajes como la trilgogía de Batman de Christopher Nolan (84%, 94% y 87%) o Superman Regresa de Bryan Singer (76%). Watchmen no llega a ser “Certified Fresh”, pero tiene un respetable 65%.

Dato que cabe mencionar: ¡Warner Bros es un accionista minoritario de Rotten Tomatoes! El estudio es dueño del 30% del sitio. ¿Por qué boicotearían sus propias películas?

Seguinos en Twitter

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Stranger Things es más popular que Daredevil y House of Cards – ¡Era Nuestro Planeta!

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*